Respaldamos las mejores marcas del mercado

Sobre Nosotros

En Parrillas a Gas ofrecemos repuestos para todos los modelos de parrillas a gas que se comercializan en el mercado nacional con la garantía y seriedad avaladas por la experiencia de nuestra empresa. Parrillas a Gas cuenta con personal calificado en el rubro con más de 15 años de experiencia, quienes brindarán una respuesta clara y oportuna a todos sus requerimientos.
servicenter_logo
topoutletlogo_web
estufa
centroster_logo


Servicios

Reparación

Otorgamos servicio de reparación y mantención, dentro y fuera de garantía, además de venta de repuestos.
Nuestro Servicio Técnico cuenta con personal altamente calificado para atender sus necesidades, para lo cual mantenemos el más amplio y surtido stock de repuestos que facilitarán esta labor dando solución a cualquier requerimiento.

Limpieza de Tuberías de gas, limpieza de Válvulas, limpieza de Inyectores, revisión de fugas de gas, control de temperaturas, limpieza y desengrase, pintura en general.

Mantención

La mantención básicamente persigue prolongar la vida útil de la parrilla y corresponde al cuidado que se le dé como a cualquier producto que tengamos en nuestro hogar, por lo tanto podremos hablar de dos tipos de mantención una será la que el cliente le otorgará a su parrilla después de cada uso y otra será la que tendremos que desarrollar nosotros en el Servicio Técnico por lo menos una vez al año como recomienda el fabricante.

Armado de Parrillas

El armado de parrillas lo realiza personal especializado y no solo consiste en montar la parrilla con seguridad ya que se está trabajando con gas, sino que también va acompañado de una breve charla que le entregará el personal experto que lo visite, de utilización y manejo.

Este servicio debe ser solicitado vía telefónica para coordinar fecha y hora más convenientes para el cliente; se entrega en todas las comunas de Santiago previo pago de una tarifa diferenciada según modelo y grado de dificultad.

Retiro y armado a domicilio

El retiro a domicilio debe ser solicitado vía telefónica para coordinar directamente la fecha más próxima y conveniente para el cliente, así como también la entrega, donde deberá recibir su parrilla conforme a lo solicitado.

Este es un servicio para nuestros clientes que otorgamos en todas las comunas de Santiago previo pago de una tarifa diferenciada según distancia.


Repuestos para Parrillas a Gas

Contáctanos y consulta por el repuesto deseado
Quemadores Universales Ovalados
Quemadores Fierro Fundido
Quemadores Tubular Universal
Tubos Venturi Universales
Parrillas de Cocción
Parrilla piedra volcánica
Piedra Volcánica
Difusores de Llama
Parrillas para Calentar
Perillas
Válvulas
Electrodos
Botones de Encendido
Ruedas
Manillas


¿Necesitas más información?

Preguntas Frecuentes

¿Qué tipo de gas puedo usar?
Solo puede utilizar gas licuado de 5, 11 o 15 kilos de preferencia catalítico para lograr una llama mucho más azul. Deberá instalar el cilindro de gas a un costado de la parrilla, y retirado de ella tanto como se lo permita el largo de la manguera, nunca debajo de ella.
¿Puedo conectar mi parrilla a la red de gas natural?
No, ya que no es posible su transformación.
¿Cuánto duran las piedras?
La piedra volcánica es de larga duración, cámbielas cuando note que están saturadas de grasa y comienzan a pulverizarse.
¿Cuándo debo cubrir la parrilla?
Cuando hayas terminado de usar la parrilla, debes cubrirla para proteger su exterior. Los elementos naturales pueden causar daños a la tapa o en otras partes de la parrilla. Si utilizas la parrilla varias veces a la semana, te puede parecer una buena idea dejarla al descubierto. Sin embargo, esperar hasta que la parrilla se enfríe completamente y luego ponerle una cubierta, aunque sea sólo por un día o dos, la protegerá de un desgaste innecesario.
¿Gasta mucho gas?
No, debido a que la llama puede ser regulada y las piedras que han alcanzado una gran temperatura se encargarán de distribuir el calor sin necesidad de mantener la llama al máximo.
La parrilla ¿requiere mantención?
Sí, es recomendable hacerle una mantención por lo menos una vez al año, ya que es necesario asegurarse de tener las vías de circulación de gas sin obstrucciones que pudieran producirse por derrames de grasa o por períodos largos de almacenamiento en el que podrían eventualmente alojarse insectos.
¿Puedo utilizar la parrilla en un recinto cerrado?
No, solo debe ser utilizada al aire libre.
¿Qué es lo mejor para la limpieza de rejillas?
No existe una poción secreta para la limpieza de las rejillas de la parrilla a gas. Todo lo que necesitas es agua tibia jabonosa y un cepillo de alambre para parrilla. Sumerge el cepillo en el agua jabonosa y restriega las rejillas hacia abajo completamente. Seca las rejillas con papel absorbente, y sigue utilizando la parrilla.
¿Qué causa llamaradas en las parrillas a gas?
En algún momento, todos han experimentado llamaradas mientras cocinan en una parrilla a gas. Éstas no sólo arruinan la carne sino que también pueden causar quemaduras potencialmente peligrosas para quien cocina. Las llamaradas en las parrillas a gas no son un gran misterio; simplemente requiere de entendimiento de por qué sucedieron. Conocer las causas comunes de las llamaradas en las parrillas a gas es un gran camino para evitar futuros problemas de parrilla:

1.- Exceso de grasa Evita utilizar carnes con demasiada grasa. Esto incluye hamburguesas y longanizas con un alto contenido en grasas, al igual que el pollo, carne de cerdo como chuletas o costillar. Las carnes a la parrilla necesitan una determinada cantidad de grasa para ayudar a retener los jugos naturales y el sabor. Sin embargo, las carnes con demasiada grasa tienden a gotear y salpicar dentro de la parrilla causando peligrosas llamaradas. Quita la grasa adicional de la carne antes de cocinarla, y cocina a fuego bajo. Siempre supervisando la cocción.

2.- Parrilla sucia La acumulación de grasa o restos de carnes carbonizadas, pueden contribuir a las llamaradas. Examina la parrilla buscando acumulación en las rejillas, en el difusor, en el quemador, en la bandeja y en la carcasa de la parrilla. Limpia las rejillas luego de cada uso. Una vez que la parrilla se haya enfriado, quítala y utiliza un cepillo para retirar la grasa excedente. Una vez al mes, durante la temporada de parrilla, limpia las rejillas con una solución suave de jabón líquido y agua. Limpia rutinariamente las otras partes dentro de la parrilla. Los difusores de los quemadores atrapan grasa y partículas de comida que pueden causar llamaradas. Para los modelos que tienen piedras volcánicas, simplemente quita las impurezas con un cepillo de cerdas rígidas. Lava la bandeja de la grasa con agua enjabonada o cúbrela con una hoja de aluminio que puede ser desechada fácilmente. No te olvides de limpiar dentro de la carcasa de la parrilla. Limpia las superficies interiores con una esponja y agua enjabonada.

Datos Útiles

Ventajas de una Parrilla a Gas
Como dato de mucha utilidad será conocer ampliamente las innumerables ventajas de una parrilla a gas, y por supuesto de tener una en su hogar; derribando mitos a cerca de su funcionamiento y resultados entre las cuales detallamos:

No contamina / Fácil de limpiar / No conserva la humedad / Mayor durabilidad / No necesita mucho espacio / Fácil de encender / Sin humos molestos / Piedra volcánica de larga duración / Fácil de usar / Entrega seguridad confiable / Especial para departamentos con balcón / Rápida preparación de los alimentos / Multifuncional / Fácil de trasladar / No altera los sabores / Ud. puede controlar la temperatura.

Parrillas a gas
Prender las parrillas a gas es muy fácil ya que solo tienes que apretar un botón y encender, escoger la temperatura a la que vas a cocinar también con solo mover una perilla.

Comodidad.
Para aquellas personas que son nuevas en el mundo de la parrillada y todavía no saben bien cómo prender carbón o las temperaturas en que debe de estar para cocinar los alimentos, entonces una parrilla a gas es muy cómoda porque no se tiene que batallar con controlar la intensidad del fuego y de estar acomodando, prendiendo y limpiando carbón. Cuando se usa una parrilla de carbón tu eres el que tiene que estar controlando y midiendo la temperatura del carbón, por lo que si necesitas un fuego o temperatura baja tienes que esperar más tiempo en que la puedas alcanzar.

Tiempo
Prender el carbón toma tiempo, entre unos 15 y 35 minutos desde que lo prendes hasta que empiezas a cocinar (dependiendo de la intensidad del fuego que quieres) es por esto que si quieres algo rápido y facilidad para cocinar la parrilla a gas puede ser la opción para ti. No hay que olvidar el tiempo de limpieza una vez que se usó la parrilla. Hay que esperar a que las brasas estén completamente frías para poder limpiar. En cambio con una parrilla a gas el tiempo que tiene que pasar desde que prendes a que cocinas es mucho menor. La limpieza de la parrilla también es mucho más rápida y fácil.
Como se mencionó antes, es más fácil controlar la intensidad del fuego cuando se cocina en una parrilla a gas, ya que solo escoges la potencia o intensidad del fuego con las perillas y eso es todo.

Sabor
Cuando se cocina con carbón toma un mejor sabor, ya que el sabor ahumado es mucho más intenso que si se usara una parrilla a gas, esto es porque cuando los jugos de la comida caen sobre el carbón éste se evapora y se impregna en la comida. Varias personas dicen que no hay mucha diferencia de sabor entre cocinar con una a gas y una a carbón; se han hecho estudios en los que le dan a personas hamburguesas o carnes que se hicieron en parrillas a gas y de carbón, y la mayoría de ellas no supo detectar cuáles eran las hamburguesas que se hicieron al carbón y cuáles eran las que se hicieron en una parrilla a gas.
Precalentado
Se recomienda realizar este precalentamiento de 10 a 15 minutos con la tapa cerrada a temperatura baja, esto permite que la piedra alcance la temperatura ideal para dorar la carne.
Utilidad de la Tapa
La tapa cumple tres funciones estando cerrada: Como horno, para acelerar la cocción de los alimentos y para mantener los alimentos calientes.

No se altera el sabor de la carne en relación al carbón ni pierde las típicas características de un asado tradicional, puede agregar todo tipo de aderezos manteniendo las tradiciones.

Cuando prepare pollo, longaniza o costillar, precaliente y cocine a fuego lento.



Parrilla sin mantención
Los incendios accidentales a menudo suceden durante una parrillada no supervisada. Mantente cerca de la parrilla todo el tiempo para evitar y extinguir las llamaradas. En el caso de una llamarada, mueve la comida del calor directo y rocía el fuego con un rociador de agua. Las llamaradas grandes pueden requerir sofocar el fuego cerrando la tapa. Considera utilizar el método de cocción indirecto, encendiendo un lado de la parrilla y cocinando la comida del otro lado, lejos de las llamas.

Falta de mantenimiento
La grasa y la suciedad no son los únicos culpables detrás de las llamaradas de las parrillas. El mantenimiento regular de los agujeros de los quemadores y las válvulas de gas ayudarán a evitar llamaradas indeseadas y daño en la parrilla. Realiza revisiones de mantenimiento al comienzo de cada temporada de parrilla o luego de períodos prolongados de no ser utilizada. Inspecciona tubos de suministro de gas y los agujeros de los quemadores buscando suciedad, nidos de arañas y residuos de telaraña.

Limpiando las piedras volcánicas
Es posible limpiar las piedras volcánicas en tu parrilla para extender su uso. Una forma de limpiar piedras volcánicas es comenzar a removerlas y frotarlas suavemente con un cepillo de cerdas duras para eliminar las partículas de comida y grasa. Evita el uso de limpiadores o jabones porque la piedra volcánica absorberá el jabón y contaminará tu comida la próxima vez que cocines. Por lo menos, agregará un sabor horrible a la comida. Una vez que las piedras volcánicas estén limpias, regrésalas a la parrilla con la grasa hacia abajo. Cubre la parrilla y las rocas de lava con una o dos capas de papel de aluminio, y cierra la tapa. Enciende la parrilla a fuego medio-alto para quemar el exceso de grasa. Verás un poco de humo a medida que la grasa se quema. Calienta durante unos 20 a 30 minutos y luego apaga la parrilla y deja que se enfríe completamente. Retira el papel aluminio y distribuye las piedras volcánicas correctamente.
Por su bajo costo en el mercado le sugerimos cambiarlas, con esto prolongará la vida útil de su parrilla.
Piedras volcánicas para parrillas a gasLas piedras volcánicas se utilizan comúnmente en parrillas para dispersar el calor a través de un área más grande. Debes inspeccionarlas en forma regular para ver si necesitan ser reemplazadas.
Se aconseja reemplazarlas cuando estén saturadas de grasa, desgastadas o quebradas, ya que en esas condiciones podrían no distribuir bien el calor, provocar llamaradas y agregar un mal sabor a los alimentos.
El sabor de la carne
No se altera el sabor de la carne en relación al carbón ni pierde las típicas características de un asado tradicional, puede agregar todo tipo de aderezos manteniendo las tradiciones.
Carnes con mucha grasa
Cuando prepare pollo, longaniza o costillar, precaliente y cocine a fuego lento.
Consejos Generales
Parrilla sin mantenciónLos incendios accidentales a menudo suceden durante una parrillada no supervisada. Mantente cerca de la parrilla todo el tiempo para evitar y extinguir las llamaradas. En el caso de una llamarada, mueve la comida del calor directo y rocía el fuego con un rociador de agua. Las llamaradas grandes pueden requerir sofocar el fuego cerrando la tapa. Considera utilizar el método de cocción indirecto, encendiendo un lado de la parrilla y cocinando la comida del otro lado, lejos de las llamas. Falta de mantenimientoLa grasa y la suciedad no son los únicos culpables detrás de las llamaradas de las parrillas. El mantenimiento regular de los agujeros de los quemadores y las válvulas de gas ayudarán a evitar llamaradas indeseadas y daño en la parrilla. Realiza revisiones de mantenimiento al comienzo de cada temporada de parrilla o luego de períodos prolongados de no ser utilizada. Inspecciona tubos de suministro de gas y los agujeros de los quemadores buscando suciedad, nidos de arañas y residuos de telaraña. Limpiando las piedras volcánicasEs posible limpiar las piedras volcánicas en tu parrilla para extender su uso. Una forma de limpiar piedras volcánicas es comenzar a removerlas y frotarlas suavemente con un cepillo de cerdas duras para eliminar las partículas de comida y grasa. Evita el uso de limpiadores o jabones porque la piedra volcánica absorberá el jabón y contaminará tu comida la próxima vez que cocines. Por lo menos, agregará un sabor horrible a la comida. Una vez que las piedras volcánicas estén limpias, regrésalas a la parrilla con la grasa hacia abajo. Cubre la parrilla y las rocas de lava con una o dos capas de papel de aluminio, y cierra la tapa. Enciende la parrilla a fuego medio-alto para quemar el exceso de grasa. Verás un poco de humo a medida que la grasa se quema. Calienta durante unos 20 a 30 minutos y luego apaga la parrilla y deja que se enfríe completamente. Retira el papel aluminio y distribuye las piedras volcánicas correctamente. Por su bajo costo en el mercado le sugerimos cambiarlas, con esto prolongará la vida útil de su parrilla. Piedras volcánicas para parrillas a gasLas piedras volcánicas se utilizan comúnmente en parrillas para dispersar el calor a través de un área más grande. Debes inspeccionarlas en forma regular para ver si necesitan ser reemplazadas. Se aconseja reemplazarlas cuando estén saturadas de grasa, desgastadas o quebradas, ya que en esas condiciones podrían no distribuir bien el calor, provocar llamaradas y agregar un mal sabor a los alimentos.


Ubícanos en nuestras sucursales



Av. Nueva Los Leones 0252
Providencia, Santiago de Chile

+562 2232 77 22

grillservice@servicenter.cl

Lunes a viernes de 10:00 a 18:30 horas
Sábado de 10:00 a 14:00 horas
 


La plata #2182
Quinta Normal, Santiago de Chile

+562 227752022

departamentotecnico@servicenter.cl

Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 - 15:00 a 17:30 horas

 


Realiza tus consultas

 

Nombre(*)

Email (*)

Asunto

Mensaje